Fuerzas civiles y militares de México abusan y desaparecen con impunidad: Washington

Ciudad de México, 25 de junio (SinEmbargo).– El Departamento de Estado de Estados Unidos denunció en su informe anual sobre la situación de los Derechos Humanos en el mundo que México enfrenta “problemas significativos” en la materia ante los reportes de asesinatos extrajudiciales, tortura, desaparición forzada de personas y abusos físicos en los que se encuentran involucradas las fuerzas de seguridad.

“Problemas significativos relacionados con los derechos humanos incluyen la participación de la policía y militares en abusos graves, como asesinatos extrajudiciales, tortura, desapariciones y abusos físicos. La impunidad y la corrupción siguieron siendo problemas graves en las fuerzas de seguridad, y en el sector judicial, especialmente en los niveles estatales y locales”, dice el reporte difundido este día.

El documento elaborado por el gobierno del Presidente Barack Obama y presentado este jueves por el Secretado de Estado, John Kerry, menciona la existencia de ”numerosos informes en los que el gobierno o sus agentes cometieron asesinatos arbitrarios o ilegales, a menudo con impunidad”.

Dice además que “los grupos delictivos organizados también fueron responsables de numerosos asesinatos, a menudo actuando con impunidad y en alianza con el estado corrupto, locales y funcionarios de seguridad”.

Como ejemplo de estas prácticas, el informe menciona el caso ocurrido el 30 de junio de 2014 en Tlatlaya, Estado de México, donde de acuerdo con distintas denuncias 22 personas fueron ejecutadas por elementos del Ejército Mexicano. También menciona la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa y el papel que jugaron agentes de policías en colusión con el crimen organizado.

El Departamento de Estado también habla sobre la existencia de reportes sobre desapariciones forzadas por parte de las fuerzas de seguridad. “La mayoría ocurrió en el curso de operaciones de seguridad”, indica.

El documento dice que aunque la Ley prohíbe la tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, y estipula que las confesiones obtenidas por esto medios no son admisibles como prueba ante tribunales, se tiene el reporte de casi mil quejas por estas prácticas.

Además refiere que las organizaciones de la sociedad civil en México así como Naciones Unidas (ONU), y la Comisión Nacional de Derechos Humanos del país (CNDH) han denunciado otros problemas como las malas condiciones carcelarias, arrestos y detenciones arbitrarias; además de amenazas y agresiones contra defensores de derechos humanos y periodistas.

Otros de los temas que han denunciado los organismos son el abuso de migrantes; la violencia doméstica; la trata de personas; el maltrato de las personas con discapacidad; la discriminación social y económica contra algunos miembros de la población indígena; las amenazas contra lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT); y la explotación del trabajo infantil.

Fuente: SinEmbargo.mx