Día de indignación

Miles salieron a la calle para expresar el reclamo de justicia por los 43 desaparecidos en Iguala. Los autodenominados anarquistas hicieron destrozos en edificios públicos y privados

POR INDIGO STAFF – Lunes 28 de septiembre de 2015

La conmemoración a un año por los hechos de violencia el Iguala en que desaparecieron 43 estudiantes y murieron otras seis personas desató la indignación nacional este fin de semana.

En diferentes ciudades, organizaciones y ciudadanía en general salieron a la calle con la exigencia de justicia.

En la Ciudad de México, los padres de los estudiantes desaparecidos encabezaron una marcha que se extendió por al menos tres kilómetros, que salió del Auditorio Nacional hacia el Zócalo. En Paseo de la Reforma algunos estudiantes de los autodenominados anarquistas lanzaron cohetes y piedras en contra de edificios públicos y hoteles, así como del personal de Tránsito que resguardó la manifestación.

El bloque anarquista pintarrajeó con aerosol los anuncios de las paradas del transporte público y monumentos, como la Glorieta de La Diana, La Palma y el Monumento a Colón, con leyendas como “Fue el Estado” y “+43”.

En su discurso, los padres de los jóvenes endurecieron su postura con ataques más directos hacia el gobierno federal. En su mitin en el Zócalo capitalino, hicieron referencia a líderes históricos de la guerrilla guerrerense.

“No somos pacifistas, queremos decirlo, porque muy mal nos ha tratado este gobierno, con la punta del pie, y nos ha reprimido. Les decimos: cuando sea necesario le vamos a responder.

“Ya no estamos dispuestos a permitir esa opresión histórica que como pobres estamos sufriendo. Los pobres hemos decidido empuñar el fusil de la conciencia que nos dejó (Lucio) Cabañas, que nos dejó Genaro Vázquez”, expuso uno de los padres de las víctimas.

Ambos guerrilleros en mención estudiaron en la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa.

Vía: Reporte Índigo (Nota completa →)