Casos de desaparición deberán ser investigados inmediatamente, “hasta hallar a la persona viva o su cadáver”

A once meses de la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero, la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia aprobó el Protocolo Homologado para la Búsqueda de Desaparecidos y la Investigación del Delito de Desaparición Forzada de Personas, el cual señala que debe agilizarse su investigación a 24 horas del incidente.

De acuerdo con dicho documento, los casos deberán ser investigados de forma inmediata, una vez que las autoridades conozcan el caso, aunque no haya alguna denuncia formal y la indagatoria podría incluir la inspección de instalaciones oficiales y la revisión de expedientes de funcionarios.

Las autoridades deberán activar los protocolos de búsqueda en las primeras 24 horas que tengan conocimiento de desaparición y se aportará al expediente competente.

Para ello, el Ministerio Público deberá alertar carreteras, financieras y migratorias y realizar geolocalización de vehículos y dispositivos móviles y consultar hospitales, albergues y servicios médicos forenses.

Asimismo, se solicitará información en caso de que existan servidores públicos involucrados en los casos de desaparición forzada.

En caso de que no se localice a la persona antes de las 24 horas se iniciará de oficio la averiguación previa y se aplicará la segunda fase hasta las 72 horas para que el Ministerio Público y personal de Derechos Humanos efectúen cuestionarios a los familiares y amigos de las víctimas.

Entre las acciones de búsqueda se revisarán los registros de llamadas celulares, correos electrónicos y movimientos de cuentas bancarias y después de los tres días de la desaparición se llevará a cabo un análisis estratégico de información recopilada y se entrevistará a las personas con quienes laboraba la víctima.

Al respecto, integrantes de organizaciones no gubernamentales celebraron el nuevo protocolo, pues fue aprobado con la consulta ciudadana efectuado en los últimos seis meses.

Santiago Corcuera, integrante del Comité contra las Desapariciones Forzadas de la ONU, explicó que se llevaron a cabo reuniones de más de siete horas diarias en las que se buscó llegar a consensos adecuados.

Por su parte, Juan Carlos Gutiérrez, miembro de la Organización Litigio Estratégico en Derechos Humanos, señaló que buscarán incorporar el nuevo protocolo en la Ley sobre desaparición de personas.

Vía: Revolución Tres Punto Cero